Saltar al contenido

Croquetas de queso manchego y jamón dulce

mayo 26, 2020
Croquetas de queso manchego y jamon dulce

Con la receta de hoy elabora unas magníficas croquetas de queso manchego y jamón dulce que eclipsarán a más de una tapa ofrecida en cualquier local. Nada más natural para un español que ir de tapas para cenar o durante los fines de semana. Y es que comer y socializar es el máximo objetivo que nos une al consumir las tapas. En muchos lugares las tapas frías como aceitunas, patatas fritas o frutos secos son servidas a los clientes de forma gratuita para seducirlos a beber.

Las tapas son pequeños bocados que se elaboran a partir de una gran variedad de alimentos que pueden servirse fríos o calientes. En algunas zonas las tapas suelen ser unos pinchos compuestos de ingredientes más elaborados. Y lo que no tiene dudas, es que las tapas expresan la creatividad y la sobresaliente imaginación de quien las preparan. Un ejemplo bien representativo de ello es la bobata, un sinfín de tapas con figuras innovadoras que alegran la vista y maravillan el paladar.

Ante esto, deja volar tu imaginación culinaria y prepara unas ricas croquetas de queso manchego con jamón dulce con nuestro paso a paso súper sencillo.

Croquetas de queso manchego y jamón dulce

Estas ricas tapas de textura crujiente y un sabor delicioso gracias a lo salado del queso manchego que contrasta agradablemente con el jamón dulce, serán el delirio de grandes y chicos. Así que toma nota y lúcete.

Ingredientes

  • 200g. de queso manchego semi curado y sin corteza.
  • 200g. de jamón dulce en lonchas.
  • 700ml. de leche entera líquida.
  • 200g. de harina.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen.
  • Sal.
  • Pimienta recién molida.
  • 2 huevos grandes y frescos.
  • Pan rallado.
  • Aceite suficiente para freír.

Preparación

Corta el queso manchego semicurado con certificación de origen y el jamón dulce en pequeños cuadritos y reserva ambos ingredientes por separado. Coloca una sartén a fuego medio, agrega el aceite de oliva y la mantequilla y deja fundir. Añade los cuadritos de jamón dulce y sofríe unos 3 minutos. Incorpora la harina y dórala un corto tiempo antes de añadir la leche de a poco; mueve muy bien todo constantemente, para que no queden grumos en la crema.

Agrega a la crema el queso manchego semicurado cortado en cuadritos, remueve todo y deja fundir. Sazona con la nuez moscada, pimienta recién molida y un toque de sal. Cuando la mezcla se despegue de los bordes retírala del fuego y deja enfriar completamente.

Transcurrido el tiempo debido, aceita un poco tus manos y forma todas las croquetas posibles. Al finalizar el proceso de formado, pasa cada croqueta por pan rallado, por los huevos batidos y salpimentados y otra vez por pan.

Croquetas de queso manchego y jamon dulce

Fríe las croquetas por tandas en abundante aceite caliente. Deja dorar y al retirarlas del aceite colócalas en papel de cocina absorbente para eliminar todo el exceso de grasa. Sírvelas acompañadas de diversas salsas como kétchup, agridulce, alioli con mostaza, barbacoa y pare de contar.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar este contenido
(Votos: 1 Promedio: 5)