Saltar al contenido

Ensalada de repollo y queso manchego

mayo 25, 2020
Ensalada de queso manchego y repollo

¡Hoy toca repollo! La preparación de hoy es en honor a las personas lacto-vegetarianas, a las que con frecuencia se les dificulta encontrar recetas fáciles de degustar y que le aporten los nutrientes necesarios para poder realizar con energía sus actividades diarias. Esta dificultad para salir de la monotonía al degustar crece aún más si deciden comer en algún restaurante. Por eso, para no limitar su paladar les indicamos el paso a paso de una receta fácil y sabrosa: ensalada de queso manchego y repollo.

La receta tiene la cantidad de ingredientes para 6 porciones. Además, si entre tus comensales hay uno que otro no vegetariano, esta rica ensalada también podría ser un excelente acompañante de carnes y pescados. Lo importante es el equilibrio nutricional de nuestra dieta y conocer muy bien los grupos de alimentos que necesitamos consumir para mantener nuestra salud y energía fija.

Con estas herramientas, podemos sustituir a gusto unos alimentos por otros sin perjudicarnos. Toma nota del paso a paso y facilita tu rutina diaria sin sacrificar para nada el rico sabor de tus comidas.

Ensalada de queso manchego y repollo

Esta ensalada te ofrece varias ventajas; entre ellas, es muy fácil y rápida de hacer. Puedes prepararla con antelación y guardarla en tu frigorífico en un envase hermético hasta el momento de servir. Así que no tienes excusas para no alimentarte bien. Manos a la ensalada y disfruta la cocina.

Ingredientes

  • 250g. de queso manchego semicurado sin corteza.
  • 1 repollo o col de 1kg. aproximadamente.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta recién molida al gusto.
  • 4 cucharadas colmadas de mostaza preparada.
  • Aceite de oliva.
  • Agua suficiente.
  • 3 cucharadas de perejil picado.

Preparación

Corta el repollo en 4 trozos para facilitar su manipulación, retira la vena central de cada trozo y resérvala para otra preparación, quizás un cocido. Coloca una cacerola con suficiente agua a fuego medio y cuando hierva agrégale una buena porción de sal.

Recorta cada trozo de repollo en cintas bien delgadas de unos 5 a 10 mm. de ancho o a gusto personal. Recorta 50g. del queso manchego en trozos pequeños, el resto rállalo y reserva.

Cuando el agua hierva vigorosamente añade todo el repollo picado y cocina sólo hasta que esté al dente. Retira del fuego y cuélalo de inmediato. En esta fase evita distraer tu atención, pues si el repollo se pasa de cocción se deshará y su textura no será agradable al paladar. El repollo debe quedar cocido pero con un toque crujiente muy agradable.

Coloca el repollo en una hermosa ensaladera si lo vas a servir de inmediato o en un envase con tapa si lo degustarás después. Aún caliente el repollo agrega la mostaza, el queso manchego semicurado rallado y pimienta recién molida a gusto. Rectifica la sal, si es necesario agrega un toque más y refrigera.

Ensalada queso manchego y repollo

Al momento de servir utiliza una bella ensaladera y vierte la ensalada de repollo en ella. Espolvorea con el perejil picadito y coloca encima los trocitos de queso manchego semicurado.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar este contenido
(Votos: 0 Promedio: 0)
Ver Tienda Online
close-link