Saltar al contenido

Pastel de patatas, queso manchego, bacon y cebolla

mayo 15, 2020
pastel queso manchego y bacon

¿Te gustan las texturas cremosas y el queso manchego fundido? Entonces esta receta te fascinará. Es una comida estupenda, un rico pastel gratinado de patatas, queso manchego, bacon y cebolla, para chuparse los dedos. ¿Y qué cosa puede ser más reconfortante que un graten con queso manchego? En fin, toma nota, anímate a cocinar y sigue disfrutando del buen comer.

Ahora bien, lo práctico de esta receta es que las cantidades dependerán del tamaño del molde que elijas y también de la cantidad de comensales presentes. Pero si te sobra un gran trozo no te preocupes, que al día siguiente los sabores se apreciarán de una forma tan bárbara y deliciosa que de seguro cada vez que lo prepares guardarás un buen pedazo para degustar luego.

Otra cosa, es muy útil para gratinar usar un pírex resistente al calor del horno; ya que de una vez puedes usarlo para presentar el pastel en la mesa con un aspecto muy refinado y apetecible. Pero si no tienes uno de estos, puedes tranquilamente hornear la preparación en una bandeja y luego servirlo en porciones individuales en unas hermosas lozas de barro. A continuación te detallamos la receta.

Pastel de patatas, queso manchego, bacón y cebollas

La cantidad de ingredientes rinden para 5 personas y su nivel de dificultad es poca.  Queremos  ayudarte a simplificar tu vida sin sacrificar lo bueno.

Ingredientes

  • 5 patatas medianas.
  • 1 cebolla grande.
  • 100g. de bacón ahumado y cortado en trocitos.
  • 200g. de queso manchego curado, sin corteza y rallado.
  • Sal y pimienta recién molida.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 3 huevos frescos grandes.
  • 200ml. de nata o crema de leche.

Preparación

Lava, pela y rebana las patatas; puedes ayudarte con una mandolina si tienes; sino, con un cuchillo saca lonchas muy finas, aproximadamente de 2mm. de grosor, colócalas en un bol y reserva. Corta la cebolla en juliana y reserva. En otro bol coloca los huevos, sazona con sal, pimienta y ralladura de nuez moscada, todo a gusto. Añade la nata o crema de leche y bate hasta integrar completamente todo y reserva.

Aceita el fondo y las paredes del molde que irá al horno y coloca una cama de patatas. Agrega un toque de sal y pimienta y repite con otra cama de patatas. A cada capa de patatas que distribuyas debes agregarles un toque de sal y pimienta a gusto para que no quede insípido el pastel. A continuación añade una cama de cebollas con su punto de sal y un poco de bacón en trocitos, agrega una capa generosa de queso manchego. Y baña con la mitad de la mezcla de huevos.

Repite nuevamente todo el proceso anterior y finaliza con patatas, queso manchego y mezcla de huevos. Cubre el molde con papel aluminio y lleva al horno precalentado por 10 minutos a 180°. Cocínalo tapado 30 minutos y luego retira el papel de aluminio. Continúa gratinando de 15 a 20 minutos más. Retira del horno, deja reposar 15 minutos y procede a servir.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar este contenido
(Votos: 1 Promedio: 5)