Saltar al contenido

Patatas gratinadas con queso manchego

mayo 17, 2020
patata gratinada con queso manchego

Las guarniciones son alimentos que complementan un plato principal, generalmente compuesto por una proteína. Si se elige adecuadamente el tipo de guarnición que acompañará una comida se garantiza un aporte extra de sabor, texturas, aromas y colores que hacen de la preparación algo muy llamativo. Por lo anterior, hoy queremos darte el paso a paso para que prepares una de las guarniciones más comunes: patatas gratinadas; pero esta vez elevadas de nivel con el aporte del queso manchego.

Las patatas gratinadas se originaron en los Alpes franceses y han recorrido el mundo para fascinar a muchos y convertirse en un clásico de la comida casera, y también de muchos restaurantes y sitios gourmet. Aunque las patatas gratinadas son bastante sencillas de preparar, su rico sabor, textura cremosa y fácil digestión las hacen una elección frecuente al momento de elegir una guarnición. Por eso, si te fascina la combinación de queso manchego, crema y patata, sigue leyendo y toma nota.

Patatas gratinadas con crema y queso manchego

Si es de tu agrado, te sugerimos que para intensificar el sabor de las patatas gratinadas añadas una hoja de laurel al momento de incorporar la crema y el queso manchego. El resultado te encantará.

Ingredientes

  • 2 tazas de queso manchego semi curado, sin corteza y rallado.
  • ½ kilo de patatas cortadas en rodajas delgadas, salcochadas y cocidas al dente.
  • 1 cucharada de mantequilla suavizada.
  • 3 rebanadas de jamón de York cortadas en tiritas.
  • 6 cucharadas de crema ácida.
  • 2 yemas.
  • 1 cucharada de caldo de pollo en polvo.
  • ½ taza de perejil picado.
  • Sal.
  • Pimienta recién molida.
  • 1 hoja de laurel.

Preparación

En el fondo de un molde refractario coloca la cucharada de mantequilla suavizada, luego cubre con una cama de rodajas de patatas, sazona con sal y pimienta, agrega un poco de perejil y unas tiras de jamón de York; coloca encima un poco de queso manchego rallado y repite todo el proceso hasta terminar las patatas, el jamón, el perejil y finaliza con una capa de patatas. Recuerda sazonar sin exceso cada capa de patatas con sal y pimienta al gusto.

En un bol agrega la crema ácida, las yemas, sal, pimienta recién molida, caldo de pollo en polvo y laurel. Revuelve suficientemente para integrar la mezcla y evitar grumos. Añade toda la crema sobre el molde con las patatas, finaliza con una buena capa de queso manchego y cubre con papel de aluminio. Precalienta el horno a 180°C. por 10 minutos, introduce el recipiente y cocina durante 20 minutos.

Transcurrido el tiempo y con sumo cuidado destapa el recipiente, sube la temperatura del horno a 200° y gratina unos 10 minutos más. Al finalizar la cocción retira el molde con las patatas gratinadas, permite que repose unos 10 minutos para que todos los sabores se integren y la preparación adquiera la contextura cremosa que enamora a grandes y chicos.

patatas gratinadas con queso manchego

Una rica porción de esta espectacular guarnición puede adornar hermosamente un plato, con una generosa ración de pavo o pollo al horno.

Queso Manchego Semicurado

Queso Manchego Semicurado "Valdehierro"Curación: Semicurado, entre 3 a 4 meses.¡¡¡ Primer Premio en el Concurso de la Co...

49,90 €
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar este contenido
(Votos: 0 Promedio: 0)