Saltar al contenido

Pizza casera de pera, queso manchego y jamón serrano

mayo 23, 2020
Pizza casera de pera y queso manchego

Una de las mejores formas de disfrutar del exquisito queso manchego con certificación de origen es degustando una pizza. Por eso, ponte manos a la masa y prepara esta deliciosa receta de pizza casera con peras, una ración extra de queso manchego y jamón serrano que os quedará para chuparse los dedos. El queso manchego semi curado que usaremos al crear esta pizza casera le dará el toque perfecto de sabor al combinarlo con las rebanadas de pera. Y seguro encantará a muchos.

Los ingredientes de la receta son de los más comunes en la despensa y su elaboración nada complicada de ejecutar. Así que no tienes excusas para quedarte con las ganas de degustar esta pizza con el sabor único y peculiar que solo lo aporta el queso manchego semi curado. El resultado complacerá a grandes y chicos; es más, te sugerimos hacer varias pizzas para que no se queden con las ganas de seguir degustando.

Pizza casera de pera, queso manchego y jamón serrano

Para muchos esta versión de pizza estilo gourmet queda muy bien acompañada de una copa de vino blanco; y por supuesto, queda fabulosa con el vino de tu preferencia.

Ingredientes

  • 2 tazas de queso manchego semi curado.
  • Lonchas de jamón serrano a gusto.
  • 1 pera en rebanadas delgadas.
  • Hojas bien limpias y secas de espinaca fresca.
  • ½ taza de queso parmesano rallado.
  • 415g. de harina de fuerza.
  • 270ml. de agua.
  • 15g. de levadura seca panadera.
  • 50g. de azúcar.
  • 25g. de aceite de oliva.
  • Sal.

Preparación

Calienta un poco el agua para disolver mejor la levadura, evita que el agua esté muy caliente o dañará el poder de la levadura. En una superficie de trabajo coloca la harina cernida en forma de volcán, en el centro agrega el agua con la levadura, azúcar y un poco de aceite de oliva. Mezcla desde afuera hacia dentro del volcán para que los ingredientes se mezclen muy bien. Añade un toque de sal a gusto y sigue uniendo todo hasta que la masa se despegue de las manos.

Deja reposar la masa aproximadamente 2 horas para luego continuar el amasado por unos 10 minutos. Cuando la masa esté en su punto adecuado de elasticidad extiéndela con un rodillo hasta obtener el grosor deseado para la masa; y de ella corta un círculo para forrar el fondo de una bandeja para horno ligeramente engrasada; pincha la masa de la pizza con un tenedor. Precalienta el horno por 10 minutos a 200°C. e introduce la bandeja y cuece la pizza por 5 minutos.

Pizza de pera casera con queso manchego

Transcurrido el tiempo retira la pizza del horno. Esta primera cocción de la masa le añadirá una textura crujiente deliciosa. Barniza toda la pizza con aceite de oliva, coloca las rebanadas de pera y encima el queso manchego. Hornea nuevamente por 7 minutos para que el queso manchego se funda y gratine sobre la superficie de la pizza.

Al retirarla del horno agrega el jamón serrano en tiritas, las hojas de espinaca troceadas y el queso parmesano rallado. Seguro ya se te hizo agua la boca. Ahora solo debes degustar su exquisito sabor.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar este contenido
(Votos: 0 Promedio: 0)
Ver Tienda Online
close-link