Saltar al contenido

Suculenta crema de queso manchego

mayo 27, 2020
Crema de queso manchego

Dentro de la gastronomía española las cremas son muy valoradas y pueden degustarse frías o calientes, como primer plato o como entrada. Y ¿qué reconforta más el alma que una apetitosa crema de nuestro ingrediente estrella, el queso manchego curado y con certificación de origen? La preparación de hoy puedes acompañarla con unos picatostes, unos palitos de pan o unas semillas tostadas de girasol y el resultado es una explosión de sabores, aromas, texturas y colores única.

Si quieres servir esta crema de queso manchego como un aperitivo, dispón pequeñas porciones en vasitos y agrega un toque de nueces troceadas. Si por otra parte deseas ofrecerla como un primer plato, te sugerimos acompañarla con unos trozos de panini tostado con queso manchego fundido. Dos variantes de la misma preparación que te hacen la vida fácil; impactarán el paladar de tus invitados y te presentarán como toda una gourmet.

Crema de queso manchego:

A continuación el paso a paso para preparar esta suculenta receta.

Ingredientes

  • 150g. de queso manchego curado y sin corteza.
  • 2 puerros.
  • 200ml. de nata líquida.
  • 400ml. de caldo de pollo o verduras.
  • Sal.
  • Pimienta recién molida.

Preparación

Lo primero que debemos hacer es potenciar todo el sabor de la crema elaborando un fondo. Para ello, lavamos muy bien los puerros, luego secamos, pelamos y troceamos únicamente la parte blanca. El puerro aportará una suavidad especial a nuestra crema de queso manchego. De seguida, sofríe un poco los puerros con aceite de oliva en una cazuela a fuego medio. Asegúrate que al final de la cocción los puerros resulten tiernos.

Corta el queso manchego en dados de un mismo tamaño. Agrega el queso a los puerros y revuelve para que se fundan. Incorpora la nata líquida para aligerar la densidad de la crema y que la intensidad de sabor que aporta el queso manchego curado se suavice un poco; revuelve para unir bien los ingredientes. Ahora, añade el caldo de pollo o de verduras según tu gusto. Reduce al mínimo la llama y continúa la cocción durante 15 minutos. El resultado debe ser una crema suave.

Rectifica la sazón de la crema, agrega la pimienta recién molida, un toque más de sal si lo crees necesario y retira del fuego. Pasa la crema por la licuadora y luego por un colador para obtener una mejor textura. El resultado será una deliciosa crema de queso manchego curado, muy elegante y delicada.

Crema de queso manchego curado

Sirve muy caliente en unas hermosas cazuelitas de barro, espolvorea encima un poco de cebollino finamente picado y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Sirve como primer plato o en envases más pequeños como un rico aperitivo.

Es distinta a cualquiera que hayas probado o elaborado con anterioridad, pues el perfil de sabor que entrega el queso manchego curado con certificación de origen la hace todo menos una crema común y corriente. Así que, si te fascina el sabor auténtico y particular del queso manchego, anímate a elaborarla, pues es una receta muy sencilla.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar este contenido
(Votos: 0 Promedio: 0)